Bienvenid@ al espacio virtual de la Plataforma Ciudadana Teruel Sin Fractura, un espacio en el que encontraras multitud de información a cerca de la exploración y posible explotación de hidrocarburos en la provincia de Teruel.

Buscar este blog

miércoles, 13 de marzo de 2013

Los ingenieros de minas defienden el uso del fracking

Un informe realizado por el Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas de España asegura que la fracturación hidráulica, o fracking, mejora de forma constante en la reducción del uso del agua y aditivos y recalca que sus riesgos asociados pueden ser prevenidos y mitigados mediante una gestión eficiente y respetuosa con el medio ambiente.
En el informe 'Gas no convencional, una oportunidad de futuro', codirigido por los catedráticos Ángel Cámara y Fernando Pendás, han participado una veintena de expertos pertenecientes a la comunidad científica, organizaciones empresariales y representantes de los sindicatos UGT y CCOO. El estudio, presentado este lunes, describe la dependencia energética española, más de 56.000 millones de euros/año en importaciones de hidrocarburos, que supone "un lastre" para el crecimiento económico del país.
En él se profundiza en la tecnología de la fracturación hidráulica y en la descripción de los riesgos que conlleva. Dicha técnica es la estimulación hidráulica para extracción de hidrocarburos y consiste en inducir a grandes profundidades -2.000/6.000 metros- una o varias fracturas subverticales para incrementar la permeabilidad de la roca que alberga los recursos mediante la inyección de agua a alta presión (99,5%) con arena y otros fluidos (0,5%). Comparativamente, la energía generada con gas no convencional precisa una décima parte del agua necesaria para producir lo mismo partiendo del carbón y una milésima parte menos que partiendo del etanol.
El informe señala que los compuestos químicos utilizados en el fracking son de uso común en la industria alimentaria, farmacéutica, automovilística, etc., y se pueden encontrar en salsas, maquillajes y antioxidantes, entre otros productos cotidianos. El estudio concluye que la ocupación del suelo es uno de los focos de preocupación social -no de riesgo-, ­pero que las referencias localizadas siempre en los mismos emplazamientos, con un elevado número de pozos, son una excepción.
Según los ingenieros de minas, la ocupación del suelo en el gas no convencional es semejante a la del gas convencional, con la ventaja de que la perforación de pozos con una sección horizontal subterránea permite ubicar varios pozos desde un único emplazamiento, minimizando el impacto y la afección a la población local (ruido, tráfico rodado y vías de acceso).
Traducido en cifras, un emplazamiento de 2,5 hectáreas o inferior puede cubrir un área de explotación de más de cinco kilómetros cuadrados de superficie que no se ve. El informe subraya que la fracturación hidráulica está probada y madura, mejora de forma constante en la reducción del uso del agua y aditivos, en la localización precisa de fracturaciones y en el incremento de la sección horizontal de los pozos productores. Sus autores creen que España debe considerar un recurso energético que reduciría la dependencia energética y crearía empleos y riqueza.
Comparativamente con otros países europeos, el nuestro es un país por explorar en hidrocarburos. Según el estudio, el potencial exploratorio español es considerable y existe notable interés de compañías nacionales y extranjeras en adquirir derechos mineros. Recuerda que en cinco años se han otorgado más de 70 permisos exploratorios y 40 están pendientes de adjudicar.
Con evidencias de recursos de hidrocarburos pendientes de reconocer y empresas dispuestas a invertir, considera que no debería demorarse la exploración. El informe indica que como en cualquier otra actividad industrial, los riesgos asociados pueden ser prevenidos y mitigados mediante una gestión eficiente y respetuosa con el medio ambiente. Añade que es necesario implementar la aplicación de las últimas tecnologías disponibles para salvaguardar la salud, la seguridad y el medio ambiente. Los ingenieros de minas explican que en Estados Unidos la extracción de gas no convencional ha logrado dinamizar la economía, crear empleo y disponer de gas al 20% del precio que se paga en Europa.
Señalan que la gestión eficiente de los riesgos, donde el factor humano es fundamental, debe basarse en las mejores prácticas internacionales, la implementación de sistemas regulatorios, el control "ex post" mediante auditorías, la mejora continua de los procesos de exploración y una extracción derivada del aprendizaje inteligente. Con la tecnología y los controles adecuados, insisten en que la industria de la extracción del gas no convencional tiene un riesgo similar a cualquier otra industria extractiva o transformadora.
Publicado en Eleconomista.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada